El Tiempo día a día en Sabiñánigo

Está usted en: Inicio » Noticias de Sabiñánigo y su Comarca » Detalle de la Noticia

La Central Hidroeléctrica de Laguarta (Sabiñánigo)

( 20-05-2018 )

La Central Hidroeléctrica de Laguarta (Sabiñánigo)

En 1914 estuvo de visita en Laguarta, alojado en Casa "Cudillo" D. Juan Urrutia Zulueta, representante de la empresa Energías del Norte (Hidroeléctrica Ibérica). Estaba de visita de trabajo, después de las conversaciones mantenidas con D. José Villacampa y su objetivo era el diseño de una línea de alta tensión de transporte eléctrico. Que conectaría los proyectados "saltos" (Centrales Hidroeléctricas) de la cuenca del Río Cinca, con el Cinturón Industrial de Bilbao. Dentro de un proceso de incipiente industrialización que necesitaba de energía eléctrica barata. A pesar de la distancia de más de 400 km. Un reto para la época.

El mejor trazado de esta línea (que existe actualmente) pasaba por Laguarta, por lo que era necesaria la autorización previa de los propietarios afectados. Para ello en Casa Cudillo (Villacampa), hubo una reunión donde se explicó el Proyecto. Era difícil transmitir lo que era la electricidad, hace más de 100 años cuando se alumbraban con velas, teas o lámparas de grasa. Para ello se recurrió a una dínamo en caja de madera, que al moverse manualmente hacía funcionar dos lámparas. En una habitación a oscuras. Fue una tarde de magia y ciencia, llena de preguntas y curiosidades resueltas a los asistentes.

 La Sociedad de Propietarios de Laguarta, explicó que no existía problema para colocar los postes y las instalaciones en los campos y montes de la localidad, pero como compensación querían también las llamadas "bujías" (bombillas) en su casa para alumbrar por la noche. Hubo que explicar que no era posible conectar una línea de alta tensión de suministro para alumbrar bombillas de 125v. Que era mucha potencia y muy caro transformar electricidad para un pequeño pueblo.

 No entendían los Socios presentes como los de Bilbao tendrían iluminación y los de Laguarta no. Y no es un chiste socorrido, sino la realidad del momento. Después de varias negociaciones, en las cuales medió D. José Villacampa, se llegó al siguiente acuerdo. La empresa hacía el Proyecto de una pequeña Central Hidroeléctrica para la localidad y ayudaba en la compra de los materiales. Se aportaba la mano de obra y la diferencia por parte de la Sociedad de Propietarios de Laguarta, para completar el coste total.

Al año siguiente, en Septiembre del año 1915, para estudiar los caudales en época de estiaje, estuvieron en Laguarta cuatro días, dos "maestros de electricidad" alojados en Casa Cudillo. La idea inicial era utilizar la balsa de su Molino (junto al barranco de San Salvador) y el propio edificio, para instalarla. Pero se desestimó porque la diferencia de altura era muy poca                 (15 m) para mover la turbina necesaria

Optaron por recoger el agua de riego del barranco de San Salvador, realizar una pequeña balsa y desde allí bajar el agua por tubería a la central, con una caída de 100 m de desnivel con una pendiente del 80%, como solución más óptima.

Toda esta información se recogió en un Proyecto, redactado en Bilbao y que se remitió a la Sociedad de Propietarios en Mayo del año 1916, en manos de un Ingeniero de la empresa. Una vez recibido, se reunió la Junta de la Sociedad en la Casa de Laguarta. El Ingeniero, estuvo dando las explicaciones necesarias y tomando nota de las modificaciones propuestas, después de  varios días de trabajo en los lugares.

 Para abastecer la central se toma el agua de la acequia de riego del Barranco de San Salvador (llamada entonces Sancristomo). Desde allí bajaba con una inclinación del 5% hasta el lugar llamado la Cuculera, junto al Camino de Fiscal. Allí existía una placa de hierro (bronce según algunos), que se percutía para dar señales al pueblo. La familia Cudillo (D.José Villacampa) regaló a la Sociedad de Propietarios lo que era un pequeño huerto de su propiedad, donde ubicar la Balsa. Situado a menor nivel que la acequia existente.

 La Balsa consistía (y así sigue en la actualidad) en una pared de piedra de unos 8 m de altura, que cierra su orientación sur. Tiene una salida de desagüe general y otra para la toma de la tubería de la central, a 1m del fondo, para mejorar la limpieza.

Desde allí pasaba la tubería (la primera de metal, hoy de fibrocemento) por una propiedad que había sido  de Casa Chantre, recién adquirida por Martina Zamora, de Casa Lorente  (1912). Por lo cual se solicitó su autorización para su paso, siendo concedida esta y se cedió el terreno para la instalación. La tubería terminaba en una propiedad de Casa Cudillo (D. José Villacampa) donde se proyectaba la Central, que también fue cedida a la Sociedad de Propietarios.

Era el mismo punto donde existía una derivación de riego en el Barranco de San Salvador, para mandar el agua por una margen a regar los "artales" de Cudillo y por la otra a la Balsa del Molino de la misma familia. Por ello el caudal sobrante de la Central se incorporaba a este sistema. Estás instalaciones desaparecieron cuando se construyó en 1933 la carretera actual.  Se recreció el antiguo camino a Cañardo y de San Urbez, para tener el nivel de la carretera, con puente sobre el Barranco de San Salvador. Ello supuso modificar el suministro de la balsa del Molino y el riego de los " artales" con un nuevo paso (existe todavía)  bajo la carretera.

El sistema era, y es, mixto, se llena la balsa por el día y se usa por la noche para producir electricidad. El agua sobrante una vez alcanzado el nivel de llenado es utilizado para riego, conectado a unos 800 m de la balsa, con la acequia que venía del nacimiento del Río Guarga. Hoy toma de agua potable de Laguarta que alimenta su depósito y fue cedida para este fin al Ayuntamiento.

El Ingeniero y los que vinieron, se asombraron del perfecto sistema de acequias e intercambios de aguas por niveles, que regaba el entorno del pueblo y en el cual se integraba la nueva producción eléctrica. Siendo capaz de compatibilizar el riego, otros usos y la producción de electricidad.

Se tomó el acuerdo por unanimidad, de los Socios, de realizar la Construcción de la Central y servicios complementarios. Para posibilitar la ejecución de las obras se realiza de la siguiente forma. Las familias Cudillo y Lorente, aportan los terrenos citados. Para comprar la maquinaria y accesorios (línea y piezas mecánicas) D. José Villacampa (Casa Cudillo) aporta 960 pesetas y Dña. Martina Zamora (Casa Lorente), otro tanto, en representación de sus familias. Es decir el coste, según el acuerdo alcanzado, de la parte mecánica es de 1.920 pesetas. El aporte de la Compañía Energías del Norte, es de 3.000 pesetas, para pagar el proyecto, técnicos y el resto de lo comprometido, según el acuerdo alcanzado con D. José Villacampa.

A esto hay que añadir lo siguiente. Los postes son cortados en las fincas de la Sociedad de Propietarios, que además aporta la Herrería (de su propiedad) así como el herrero, carpintero, piquero (albañil)  y los materiales necesarios. Las piezas  de fundición y herrajes, así como las de madera y cantería  se fabrican en Laguarta. Todo un modelo de gestión sostenible.

En esos momentos la Sociedad de Propietarios está formada por 15 partícipes (al igual que en la actualidad). De las cuales 3 están en posesión de la familia Cudillo (corresponde a antiguas Casas agrupadas por la familia), 2 están en posesión de la familia Lorente (la suya y la de Casa Chantre comprada) y otras 10 corresponden a distintas familias de la localidad.

Este reparto supone, que hay dos familias que viven en Laguarta, que se quedan sin parte en la Sociedad de Propietarios y sin derechos a la futura electricidad en las viviendas. Para solucionarlo, la familia Cudillo cede dos partes de la Sociedad a estas familias, pero se reserva un derecho de uso de electricidad proporcional a su aportación inicial. Esta división se mantendrá  a partir de este momento y en la Escritura Pública de la Sociedad en 1959.

Las doce familias que no han realizado aportación económica, ni de terrenos, para compensar, se comprometen a realizar los trabajos (mejora de acequia y toma, balsa, construcción de caseta de central, tendido de líneas hasta cada casa….). El funcionamiento de la Sociedad de Propietarios es perfecto, con división ordenada del trabajo y aporte de materiales que pude proporcionar cada uno.

Después de la reunión se presenta oficialmente el Proyecto en Huesca, en Julio de ese mismo año, para obtener los permisos oficiales necesarios. Pero existe un problema, como la Sociedad de Propietarios es de carácter "foral" aragonés desde tiempo inmemorial  y no existe ante Hacienda (formalmente hasta 1959), es necesario tramitar la documentación a nombre del representante. D. José Villacampa de Casa Cudillo, que es el "Presidente/ Administrador" durante muchos años. Situación que se mantuvo hasta hace 30 años, la última vez que se pagó ante Hacienda, los derechos de uso, continuaban a nombre de D. José Villacampa, por lo explicado, actuando como representante de la Sociedad.

En Diciembre del año 1917, después de numerosas gestiones, se obtienen todos los permisos necesarios. En la primavera del año 1918 se inician los trabajos, consistentes primero en realizar la mejora de la acequia, balsa, construcción de la caseta y tendido de los postes, todo ello mano de obra y materiales locales.

 En el mes de marzo, se recibe en la Estación de Ferrocarril de Orna ( recién puesta en servicio) los paquetes con toda la maquinaria, que viene de Zaragoza. Desde allí son transportadas a lomos de caballerías por toda la "Guarguera" hasta Laguarta. A principios de Abril, vuelven al pueblo los dos "maestros de electricidad", para dirigir el montaje y enseñar el funcionamiento a los habitantes.

 Tardan poco más de un mes en montar las tuberías, la central, las líneas de hilo cobre al aire (todavía se conserva parte del trazado) y los puntos de iluminación de cada casa. La maquinaria ha sido realizada en el año 1917 en la fundición Ebro de Zaragoza y está identificada como "Ebro 125" en las piezas que se conservan.

 El generador eléctrico era un modelo de la fábrica AEG traído de Alemania, que originalmente generaba 230v, que luego pasaban a 150/125v en salida, con una potencia de 3,8 kW, 1400 revoluciones por minuto y 16,5 A. El regulador permitía una salida máxima de 150 v, que por la resistencia de la línea de cobre sin protección,  se quedaban en los 125 v que se recibían en casa.

Los trabajos terminaron  el 18 de Mayo, y en los días siguientes se realizó la  finalización en los puntos de suministro. Un total de las 15 casas citadas, más cuartel de la Guardia Civil, vivienda del Secretario, vivienda del Maestro o Maestra, Escuela, Abadía (vivienda del cura) y Oficinas municipales.

En total 100 puntos de luz en el pueblo, más 2 en la propia central (fuera y dentro del edificio). En el reparto inicial de 1918, Casa Cudillo y Casa Lorente tienen un total de 12 puntos cada una de derecho por el acuerdo y el resto de las casas se reparten por igual. Dejando un total de 16  puntos para las que no son de la Sociedad. Es decir para el resto de los Socios 60 puntos de alumbrado, que tocan a 5 por cada casa. Este reparto fue sufriendo modificaciones por acuerdos de la Sociedad, durante su funcionamiento y por sucesivos cambios, debiendo ajustar la potencia a la cantidad de bombillas utilizables. También llegaron a existir puntos de un precario alumbrado público.

 El 24 de Mayo de 1918, se realiza la inauguración oficial, se bendicen las instalaciones por el Cura Párroco. Asisten todas las familias, representantes de las empresas donantes y amigos. Para ello en el cruce de caminos  (Albella San Úrbez, Matidero, Cañardo, Secorún...), delante de la actual Casa Cudillo, donde se hizo el Garaje en 1933, se enciende una gran hoguera. Se preparan unas perolas de boliches, se asan corderos, corre el vino y hay tortas. Todo a cargo de la Sociedad, es decir de todos. Mucha alegría hubo.

 Sobre las 21 horas se conecta oficialmente el alumbrado y se dejan encender como demostración 4 lámparas por casa. Se había realizado una prueba días anteriores y al poner las 100 de la localidad en marcha," saltaban los plomos" de la Central.

Después de la inauguración, la noticia corrió entre los pueblos de la zona, que venían de propio a Laguarta, para ver la "modernidad" en los días siguientes. Y durante mucho tiempo.  Para asegurarse el funcionamiento correcto, se estableció un  "plomo" de limitación en cada casa, que saltaba si se encendían todas las que tenían derecho al mismo tiempo.  En Casa de Cudillo y de Lorente eran de 400v el límite, en el resto de las 12 casas 150v y en las demás 100v. Lo cual sumaba una potencia máxima teórica de 3,1kw. Pero muchas veces había problemas y el sistema de ajustó continuamente, porque  el caudal no daba para producción máxima. De ello se encargaba una especie de "guardia de luces", que era designado por la Sociedad de Propietarios, llamado "lucero" y era el responsable del control del sistema de producción, suministro, vigilancia…..

Inicialmente después de la inversión los Socios no pagaban por el consumo, pero debían hacer el mantenimiento de la acequia, balsa, central, líneas...por turnos. El dinero que se obtenía de los no socios (pagaban dos veces al año) se destinaba a un fondo para reparaciones. Todo regulado meticulosamente. Y así siguió hasta 1959 aproximadamente.

 Con la balsa llena y un consumo máximo de 2,5 kW, existía inicialmente un suministro para cuatro horas de alumbrado. Luego si había necesidad se podían cambiar las aguas de riego, para que fuese directa. Esto suponía que en invierno había luz eléctrica hasta las 10 de la noche y en verano hasta las 12 de la noche, todo teniendo en cuenta el caudal que bajaba. Si se cambiaban las acequias, se podía alargar un poco, pero con menos potencia.

 Se llevó la gestión de forma directa por la Sociedad de Propietarios hasta 1959, en ese momento se encargó del reparto, avisar de las reparaciones, cobros y de la gestión el Ayuntamiento de Laguarta, por delegación. Cambiaron algunas cosas, con los nuevos tiempos.

La noche del 28/29 de Agosto del año 1942, hubo unas precipitaciones extraordinarias que significaron una gran riada. Se desbordó el barranco de San Salvador, se destruyó parte de la caseta y sacó la fuerza de la corriente, el generador al cauce.  Quedando inservible. Hubo que empezar de nuevo, poner dinero, trabajo y restaurar completamente el generador. Con el mismo sistema que cuando se realizó.  La fotografía que adjuntamos, con la chapa del generador AEG,  corresponde a la restauración  de ese momento.

Estuvo Laguarta un mes sin electricidad  y una vez reparado, para el Pilar de 1942, se puso en marcha de nuevo y se celebró. Desde entonces ha sufrido continuas reparaciones y ha tenido que ser rebobinado en 16 ocasiones, la última  vez en el año 2011.

La Central se ponía en marcha de forma precaria, pero funcionando hasta el año 2006. En ese año se consiguió conectar Laguarta a la Red de Suministro y  "llegó la luz "  a 220v como en el resto de las localidades. Después de años de lucha para ello.  Es curioso pero pasamos de ser pioneros en la electricidad a ser de las últimas localidades conectadas a la red.

En el año 2010 se firmó un acuerdo con el Ayuntamiento de Sabiñánigo por el cual la Sociedad de Propietarios le cedía en uso la Central Hidroeléctrica, durante 25 años para utilización patrimonial, divulgativa, turística…… El Ayuntamiento de Sabiñánigo obtuvo una Subvención de fondos Leader (Grupo de Acción Local Adecuara), en convenio con la Diputación Provincial de Huesca. Siendo restaurada la maquinaria, caseta, tuberías y colocado un cartel explicativo el camino de acceso también arreglado.

Por parte de los vecinos (Soc. Propietarios) se mantiene la captación, la acequia y la balsa, así como la red de riego. El 2 de Octubre del año 2013 pasó algo similar a 1942, fuertes lluvias y grandes riadas. Resultado se destruyó la toma, la entrada a la balsa, las acequias, se desvío el Barranco de San Salvador…. Muchos daños por todos los lados. Poco a poco hemos estado trabajando entre la Asociación de Vecinos y la Sociedad de Propietarios.  A través de  "quedadas de trabajo", de pequeñas inversiones, aportando fondos de la Sociedad…. Con mantenimiento continuo hemos conseguido que todo funcione de nuevo. La toma, la balsa y las acequias corren como antaño, mantenemos siempre la balsa llena, para que se pueda regar y utilizar la central para fines divulgativos y educativos.

En 1927  se realizó  la Cartografía Oficial por el Ejército para el Instituto Geográfico Nacional de toda España, que sirvió de base para toda la cartografía oficial posterior. Se incluyó la "Fábrica de Electricidad de Laguarta" en la cartografía oficial y así estuvo hasta 1989.  En 1983 constaba oficialmente como Central Hidroeléctrica en Hacienda e Industria.                                                   

Han pasado 100 años desde el 24 de Mayo de 1918, cuando se inauguró oficialmente la Central Hidroeléctrica de Laguarta. Hace 100 años la Sociedad de Propietarios (Heredera de la Honor de Laguarta), tuvo el valor, el buen hacer y el esfuerzo de conseguir tener una Central Hidroeléctrica en este pueblo. El secreto, la unión, el trabajo y la generosidad de todos los que la hicieron posible.

 Hoy en el 2018, Laguarta está en medio de un desierto demográfico ( eso que llaman despoblación), luchamos por unos servicios dignos, pero aprendemos cada día de aquellas gentes que fueron capaces de hacer lo que hemos contado. Esperamos ser sus herederos manteniendo este patrimonio, como símbolo y por su valor, dentro de este entorno precioso. Cien años no son nada, vamos a por los siguientes, tenemos ganas.

Mayo 2018 

Pedro M. Marín Casanova

Socio partícipe.

SOCIEDAD DE PROPIETARIOS DE LAGUARTA (SABIÑÁNIGO)